A toda velocidad.

natacionavelozEl título de hoy es un tanto sarcástico ya que tenía la visita del fontanero en mi casa y he ido corriendo de un lado a otro para poder nadar, eso si, media hora…

He estado nadando a crol y un par de largos de braza y espalda.

Nada más habría que destacar pero ya cuando he decidico que era la hora de marcharme, he nadado un largo a toda velocidad y otro de vuelta a la mayor velocidad que he podido imprimir a mi nadada.

Ha sido como descubrir algo, una sensación similar a la de ir con aletas y además me ha sucedido algo curioso, un nivel de consciencia de mi mismo tremendo.

He respirado cada cinco brazadas y no me ha faltado el aire, las piernas rectas, con intención de avance y movimiento desde la cadera, los brazos tensos, como queriendo llegar más lejos que yo. Y no se si será por la tensión muscular, que me parecía que yo era una sola pieza rígida y al mismo tiempo dinámica. Veía los brazos moverse delante de mí como a cámara lenta como si se tratase de una secuencia o un film en el que avanzas o retrocedes a voluntad. 

He salido de la piscina con un optimismo que jamás había experimentado.

Anuncios

~ por esbama en mayo 22, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: