Algo de esperanza.

natacionesPor lo general acabo bastante deprimido los días de baño libre a causa de mi poca capacidad para respirar. Está claro que poco a poco, por el hábito y el entrenamiento, esta situación ha de mejorar; lo que sucede es que quizá el proceso sea muy lento y de un día para otro no sea evidente.  También pasa que unos días va mejor y otros peor, en la natación y en otras muchas actividades de la vida.

Hoy ha sido un día de los buenos, menos mal… he nadado y me ha satisfecho hacerlo. He parado poco, o mejor dicho, he necesitado parar menos, y cuando llevaba ya un rato nadando crol y espalda con algún lergo de braza, he cogido un pull boy y… ¡vaya diferencia!. Respirar no ha sido tanto problema, de hecho, en algún largo no he parado a tomar aire, sólo me he dado la vuelta para seguir nadando, eso si con un ritmo sereno.

Ya a última hora he dejado el pull boy y he nadado normal, con poca frecuencia en la batida de piernas, y si que se nota mucho, quizá el problema esté en el hecho de mover mucho las piernas y que sean éstas las que me producen el déficit de aire.

Anuncios

~ por esbama en junio 24, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: