Día de playa.

No es habitual para mí escribir nada en sábado o domingo debido a que en estos días no voy a nadar pero hoy, he tenido una mañana 100% playera, con sombrilla y nevera incluidos.

He estado en la Playa de Pinedo, un lugar que me trae muy buenos recuerdos y que incluso hoy día me atrae, pese a ser una zona muy “portuaria” en cuanto al paisaje, y alejada de la ciudad.

Lo que quiero relatar aquí realmente es la dificultad para orientearse mientras se nada en la playa debido a la falta de referencias. En una piscina tienes boyas que te circunscriben a la calle, las marcas del suelo, algún ladrillo o desconchado,  y un sin fin de referencias que te indican cuando debes de parar o seguir, o por donde ir. En la playa esto no existe.

Metes la cabeza y nadas, creo que en línea recta, y respiras como en la piscina y ves tus brazos delante de tu cara como, con potencia, se anclan en el agua para que te puedas deslizar.

Las sensaciones son mejor incluso que en la piscina y me parece que el avance también lo es pues he dado unas brazadas y al parar, el lugar de donde había partido estaba a considerable distancia. Hay que tener en cuenta que en la mar, por falta precisamente de referencias, las distancias no parecen las mismas y 25 metros puede darte la sensación del doble.

Me ha llamado la atención como los vaivenes del agua afectan a la fuerza que ejercemos para nadar.

Conclusión: me he quedado con ganas de hacer más brazadas.

Anuncios

~ por esbama en junio 28, 2009.

2 comentarios to “Día de playa.”

  1. Hola!, he descubierto hoy tu blog, y meresulta curioso que alguien describa este, nuestro deporte, como tu lo haces.
    En referencia a esto del mar abierto, si que hay muchas referencias, muchas, pero en este caso no son las corcheras o las banderitas que te indican cuando dar el virage de espalda.
    Hay montañas, edificios, árboles, sombrillas, espigones, y un largo etc…
    Lo de avanzar más rápido que en piscina…es muy relativo. Piensa que en el agua salada tenemos una flotabilidad un tanto mayor, pero aún y con eso lo que más influye son las mareas, es decir, si la tienes a favor, vuelas, si no la tienes a favor, mueres…
    Esoero seguir leyéndote, y espero que me leas a mi también, así como espero que te haya servido de algo leer esto.
    Un saludo!

  2. Me ha encantado leerte. Tanto en tu comentario como en tu Blog.

    Ya te comento la envidia que me das, sobre todo por la facilidad para acceder a la mar. En mi caso la playa, excesivamente abierta… (Me da algo de respeto)

    Lo cierto es que tampoco nadé tanta distancia como para tomar puntos de referencia pero espero algún día comprobar lo que tú me comentas al respecto. Para mí el punto de referencia siempre fué la sombrilla “familiar” o incluso la figura de mi madre vigilante en la orilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: