Nadando el día de Nochebuena.

Hoy, como cualquier otro día, pero con una calle casi sólo para mí. He nadado muy bien, me ha cundido el esfuerzo y además he acabado muy satisfecho.

Los ejercicios más o menos los de siempre pero hoy hemos practicado a nadar de espalda con una pierna plegada sobre el pecho, bueno,  sobre la tripa, que al pecho no me llega, sujetándola por detrás del muslo. Otro ha consistido, también nadando de espalda realizar los movimientos que haríamos en la nieve haciendo el ángel, es decir: brazos en cruz y a las caderas, así cuntínuamente con lo que la resistencia en los casos en los que abrimos los brazos se multiplica por mucho. 

Nadando crol sobre todo he intentado ir rápido, mejor dicho, con intensidad y la verdad que que ha sido placentero llegar al final.

Sigo pensando en que es un problema no tener más pulmones pero, se hace lo que se puede y “mañana” haremos más.

Anuncios

~ por esbama en diciembre 24, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: