Qué sensación la de deslizarse en el agua.

Vaya, que es algo verdaderamente satisfactorio, sobre todo si te alejas del cansancio, de la angustia de no respirar, del efecto negativo del agua,  y sólo te deslizas sin cansarte… 

Así me he sentido hoy, como si tuviese una experiencia estética. Después de los ejercicios habituales: dos largos de esto y cuatro de lo otro, más ejercicios y luego, sin aletas, espalda doble con patada de braza para relajar, ejercico que si, que me relaja pero que me incomoda cuando entra el agua en las fosas nasales.

Una vez acabado, unos largos por mi cuenta, despacio y sin prisas, heciendo el movimiento lo mejor posible, concentrándome o desconcentrándome ya que paso a pensar en nada… un maravillosa sensación que desgraciadamente debe de acabar porque me tengo que ir de la piscina.

Llevar el ritmo de una patada por brazada me resulta incómodo. Me hundo un poco de pies y para evitar esto, realizo dos movimientos por cada brazada, de esta manera mantengo la horizontalidad y la flotabilidad, además de que se marca mejor el rítmo.

Anuncios

~ por esbama en marzo 4, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: