¡Qué malos son los lunes para nadar!

Y es que esa ha sido la sensación, de que hoy ha sido un día malo en este aspecto. He entrado a la piscina y me he puesto ha hacer largos de braza, de crol  sobre todo, y también de braza,  y nada más comenzar me ha parecido que me hundía en el agua. No podía respirar adecuadamente ya que las salpicaduras del agua me lo impedían y tenía la sensación de que no sacaba corectamente la cara fuera del agua.

Me he sentido cansado, o mejor dicho, molesto desde el primer momento, no obstante he nadado y he hacho todos los ejercicios que me han marcado, eso si con cierta sensación de estrés ya que me ha faltado tranquilidad, quizá debido a que no nado tanto como mis compañeras y voy rezagado deseando evitar esto último.

Los ejercicios son bastante distintos a los que hacía en la piscina de Patraix, en este caso combinamos movimientos pero siempre nadando o nadando más de lo que el ejercicio requiere, por ejemplo:  nadar con un pull-boll pero moviendo los brazos primero con naturalidad una brazada, otra, y la siguiente moviendo el pull-boll para pasarlo a la otra mano y comenzar de nuevo. Es decir, alternando brazadas de natación con las brazadas en las que sujetamos el pull-boy con las manos.

 Sinceramente… me gustaría este estilo de ejercicios en la otra piscina pero no existe la perfección en este terreno. Ni en ningún otro, creo…

Anuncios

~ por esbama en junio 14, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: