Nadando en la playa.

Estaba algo movida el agua del mar pero, magnífica de temperaturam, y muy divertida. Y es que cada vez que nado en la playa no puedo evitar que lleguen a mi mente recuerdos de otras épocas, en las que la familia se pasaba horas y horas de actividad playera, incluso por la noche, cuando la arena aún conserva ese tono cálido acumulado durante el día pero también ese frescor húmedo si profundizaba un poco con los pies en la arena.

Nadar en el mar es complicado ya que las olas te llevan y te traen impidiendo que tu flotabilidad sea uniforme, igual saco la cabeza un poco que saco todo el torso fuera del agua, al igual que los pies. En todo caso, siempre me ha parecido muy agotador un día de playa, tal vez por estar muy expuexto a la intemperie, al efecto del agua, del sol y del viento.

Mañana iré al cursillo de natación y no será tan divertido pero nado pensando en que algún día nadaré en el mar una distancia respetable.

Anuncios

~ por esbama en julio 6, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: