Por fin es viernes.

No no estoy especialmente de buen humor, el exceso de problemas “virtuales”, la falta de dinero, o quizá el exceso de “cosas” a las que querer acceder nos crean ansiedad, y mal humor.

Con la natación olvido un poco eso; intento ahogar mis penas nadando pero al final nadan mejor que yo.

Hoy he nadado en la piscina de Patraix. Un baño libre de más de media hora que me ha permitido cansarme un poco y disfrutar de la sensación de deslizamiento que tanto me gusta.

Al principio crol, luego un par de largos de braza, esto durante el primer cuarto de hora, luego algo más de un cuarto de hora alternando estilos sin un objetivo o ritmo claro, igual nadaba un largo a velocidad alta en crol, que lo hacía con braza algo más suave.

Realmente y para no engañarme, hago natación porque no puedo correr, me daño las rodillas, ahora que… la natación está llegando a ocupar ese lugar privilegiado y si me preguntasen entre nadar y correr no sabría que elegir.

Ya para terminar, una de las sensaciones más agradables es la de, al bracear, tener la sensación de que te “coges” al agua, que tu brazada obtiene ese grado de resistencia mínimo que te permite “deslizar” y notar el avance de tu cuerpo en el líquido, obteniendo también ese nivel de satisfacción y cansancio que te queda como un recuerdo en el cuerpo.

Anuncios

~ por esbama en octubre 1, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: