Qué poco me gustan los aros.

Para nadar, está claro. No ayudan en la flotabilidad y tener que cogerlos distrae de otras cuestiones más… natatorias.

Respecto al cansancio, mejor que el último día pero físicamente muy cansado también, aunque se mezcla el cansancio y el optimismo o la falta de él.

Hemos practicado ejercicios variados de crol, de espalda y braza pero los relacionados con el aro, me molestan especialmente. Nadar a crol es imposible si los tienes trabados en los pies y a poco que te muevas, nadar vertical es incómodo.

Me siento otra vez en la natación, ir unos pocos días seguidos, o casi seguidos parece que anima un poco a seguir nadando.

 

Anuncios

~ por esbama en octubre 11, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: